LA HISTORIA DE COVALTA

Nobleza, clase, temple, seguridad, belleza, elegancia...

Comenzamos con el Dóbermann a finales de los 70. Había leído bastante sobre la raza y me decidí por el Dóbermann. Como estaban de moda, a parte de caro, me estafaron. Entonces en vez de desanimarme decidí que si quería un buen Dóbermann cómo había leído tendría que construirlo yo mismo.

Decidí entonces comprar una hembra y empezar a construir mi futuro Dóbermann. Con mis escasos conocimientos sobre la raza de entonces me planteé una base de cría y comencé a informarme sobre criadores. Al final me decidí por Neêrlands Stam, una criadora Holandésa. Me gustaban sus perros y tenía una excelente base de cría.

Me puse manos a la obra y en pocos años tenía en mis manos su base de cría y mis primeros Campeones; Nero y Nani de Covalta. Con esa base podía orientar mi línea hacia donde consideraba mejor con lo que había aprendido.

Entonces estaba inmerso en el mundo de la belleza. Como criador siempre tienes esa insatisfacción por la mejora. Una vez consigues unos objetivos dejan de ser importantes y te planteas los siguientes y así sucesivamente.

Pasados unos veinte años con bastantes éxitos dejó de interesarme. Ya no me motivaba por los planteamientos que veía en el Dóbermann. Comenzaban a medir su calidad por el volumen y peso del mismo. Así que me planteé un reto superior.

Con toda la experiencia acumulada decidí construir al Dóbermann que me había ilusionado en un principio .

Comenzamos a trazar un nuevo plan dirigiendo la línea hacia los nuevos objetivos, el trabajo, la utilidad del Dóbermann. Ese ideal que tenía en la cabeza.

A medida que avanzábamos con errores y aciertos, por ser novato en este campo, fuimos creciendo y aprendiendo cada vez mas pero nunca suficiente. Siempre hay margen de mejora.

Acumulando experiencias y conocimientos te das cuenta que cuando más avanzas más cosas te quedan por aprender. Es una insatisfacción constante donde no hay fin.

Tina de Covalta

Abriendo la línea del afijo «Covalta»

La III exposición canina de Valencia

En el año 1981, la prensa dando fe de la garantía de los Dobermann Covalta.

Recorte de prensa que recoge los comienzos del afijo en las primeras Exposiciones Caninas.

Back To Top

Criador en España
40 años de Historia

Posit 3, Albaida
46860 Valencia, España
Tlfn.: +34 607 338 780
jose@covalta.net

Síguenos en:
Scroll Up