Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK Más información sobre cookies
Covalta Dobermann

La Labor de Cría

"El Mundo del Perro", diciembre de 2005.

En primer lugar quiero agradecer a EL MUNDO DEL PERRO brindarme esta oportunidad para escribir sobre el DOBERMANN y lo más apasionante. La Cría y el Temperamento.

En la labor de cría cada criador tiene sus propios objetivos, por ello trataré desde mi punto de vista explicar la forma en que yo la entiendo. Para mí se trata de una responsabilidad que adquieres con la raza para ayudarla a crecer y mejorar. Que cada persona que adquiera un DOBERMANN no se sienta defraudada sino tratar de conseguir con cada nuevo propietario de un ejemplar un fan para la misma. Para criar, lo primero que hay que tener claro es lo que a uno le gusta. Tener el dibujo mental de lo que se pretende y comenzar a construir para conseguir la meta que nos hemos propuesto. Utilizar mucho la lógica en nuestras decisiones, las genialidades no suelen dar resultados. Hay una forma muy común de criar y consiste en buscar siempre al ejemplar de moda, que salvo el resultado económico no creo que lleven a ninguna parte.

Creo firmemente que el camino está en una buena base de cría y tener el tipo bien marcado, un sello inconfundible para que cualquier aficionado sepa el Afijo al que pertenecen.

Cuando comencé a criar había un criador en Holanda cuyos ejemplares me gustaban mucho. Tenían un sello inconfundible y un tipo muy marcado. Así que decidí formar mí base de cría a partir de los mismos. En muy pocos años lo conseguí, tenía el tipo y bastante éxito... no quise acomodarme en aquélla situación porque habían detalles que no me gustaban. Estaba muy de acuerdo en cuanto al tipo pero no en cuanto al temple, carácter, seguridad... Entonces me marqué mi segunda meta: conseguir el perro completo, unir tipo y temperamento, carácter, seguridad etc... Fue una apuesta muy arriesgada. Pensé que lo único que no se puede conseguir es aquello que no se intenta.

Me fué de gran importancia introducirme en el mundo de las pruebas de selección para la cría, también llamadas Pruebas de Trabajo, por la gran cantidad de información práctica que aportan. Dar la importancia que merece el test de aptitud para la cría Z.T.P. Soy muy exigente con mis Dobermann. En este Test el perro que no me convence no cría. Entendí que aun no siendo obligatorio sí era el camino a seguir. Es un test bastante completo, muy fácil de superar para aquellos Dobermann que cumplen con unos mínimos de carácter pero muy difícil para aquellos que carecen del mismo.

Hay criadores que valoran a sus Dobermann únicamente por el temperamento y la calidad de su carácter. El tipo les importa más bien poco. Particularmente creo que ambos aspectos deben ir acompañados. Por otra parte hay que tener especial cuidado con los Dobermann que tienen un grave problema de nervios que bien canalizado consiguen buenos resultados en las pruebas.

Tuve suerte porque pronto me encontré con una sólida base de Cría, de modo que me puse manos a la obra, a criar y seleccionar los positivos. Los resultados en cría son el trabajo, la constancia y con el tiempo y un poco de suerte obtienes resultados si has hecho bien los deberes.

Transvasar ese potencial genético de temperamento, temple, seguridad dureza al tipo que pretendes conservar es toda una obra de arte aliñada con trabajo, paciencia y años que muchas veces te hacen dudar si algún día verás la luz... Afortunadamente después de una larga espera comienzo a ver los primeros ejemplares. Siempre valoro al Dobermann en su conjunto, jamás por detalles.

Amigos míos esto para mi es criar, una continua insatisfacción para mejorar. Conseguir que los demás disfruten de mis Dobermann es lo que me compensa de tantísimo esfuerzo, dudas y frustraciones

José Luis Cardo Beltrán
(COVALTA)

volver

RYV desarrollo web